Home / Espectáculo / Beauty / PESAR EN EL CINE INTERNACIONAL TRAS LA MUERTE DE DORIS DAY

PESAR EN EL CINE INTERNACIONAL TRAS LA MUERTE DE DORIS DAY

Fue cantante y actriz. Activista en pro de los derechos animales. La viva representación del optimismo estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial. La pizpireta por antonomasia del cine de Hollywood, que de sus mohines hizo una marca de la casa, y de sus medias melenas rubias, un casco de batalla. Doris Mary Ann von Kappelhoff obtuvo un éxito sorprendente con esas armas, sino fuera porque a ellas añadió una ingente capacidad de trabajo y sacrificio. Y un nombre artístico, Doris Day, que dejó atrás el inmanejable Von Kappelhoff. Day ha fallecido este lunes a los 97 años en su casa en Carmel (California) por complicaciones derivadas de una neumonía, ha informado su fundación para el cuidado de los animales. Hizo 39 películas, pero su labor en televisión, sus discos, y la buena selección que hizo de esos filmes le granjearon una popularidad extraordinaria, que le llevó a trabajar con maestros como Michael Curtiz o Alfred Hitchcock.

Nacida en 1922 en Cincinnati (Ohio), hija de descendientes alemanas, la carrera de Day despegó en la canción: en las dos décadas transcurridas entre 1947 y 1967 grabó más de 650 temas y 29 álbumes de estudio, según su web. Su padre fue profesor de música y organista y él impulsó la pasión de Day por la canción. Buena bailarina, un accidente de coche, en el que se fracturó su pierna derecha, acabó con su incursión en este campo. Barney Rapp, director de orquesta para el que trabajaba cuando tenía 15 años, le propuso que se cambiara el nombre y adoptara el de Day porque el suyo era poco comercial. Como vocalista del grupo Les Brown & His Band of Renown grabó la canción Sentimental Journey, que se convirtió en un himno para los estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial y catapultó su carrera: en 1946 ya era la cantante mejor pagada del mundo gracias a su contrato con Columbia Records e inició su carrera en el cine.

Según su autobiografía, la noche antes de dejar Nueva York, donde residía, para irse de gira, en una fiesta se atrevió a entonar Embraceable You, de los Gershwin, y allí la escuchó Michael Curtiz, que le pidió que hiciera una prueba de cámara para su siguiente proyecto, Romanza en alta mar. Así entró Day por la puerta grande de Hollywood. Contratada por Warner Brothers hasta 1954, fue enlazando películas a su medida como Mi sueño eres tú, El trompetista –donde coincidió con otra leyenda aún viva de Hollywood, Kirk Douglas-, Té para dos u Operación matrimonio, casi siempre a las órdenes de David Butler, que sabía exprimir su talento musical.

El País.

About admin

Check Also

ARTESANOS DEL MAULE REFLEXIONAN EN PELLUHUE

En el liceo municipal de Pelluhue, y con la bienvenida de Carolina Sepúlveda Olave en …